Nací en Santiago, el 19 julio de 1972. Aunque mi historia de transformación se inicia el año 2000, cuando visité por primera vez la Patagonia Central y recibí la poderosa energía transformadora de su naturaleza salvaje y pura, mi vida cambió.

Después de varios viajes y de recorrer la Patagonia Central y Austral, el 2006, comencé la transición del Periodismo (1994) hacia nuevos estudios, ahora en el campo de las terapias, el yoga y la meditación.

Me formé primero, como terapeuta de Flores de Bach con Maud Ferrés el 2006 y como instructora de Yoga el 2007. Posteriormente asistí a seminarios y cursos de formación en flores chilenas de Andes Essence, y los sistemas del Mediterráneo, Phi Essences, Chamánicas del México Antiguo, Hunab Ku y Almaesencia Cel. Paralelamente, me inicié en Reiki y aprendí las técnicas de Deeksha Giver, Healing Touch y Numerología.

Desde el 2004 que practico diferentes y me he formado en técnicas de yoga, meditación y diversos entrenamientos para la mente, el desarrollo de la consciencia, y el sentir a través del grounding y el saber ancestral. 

El 2010, empecé a estudiar en la Escuela Ramdas Rai y el Método Rai hasta el 2016, donde además de llevar las Comunicaciones y RR.SS, obtuve los grados de Terapeuta, Guía y Profesora de Yoga Rai.

Mi relación con las esencias florales parten tomando flores con Maud Ferrés el 2002 y desde ese año nunca más las abandoné. Estudié y comprobé en mí, como las flores te van cambiando la vida. Al igual que cuando te adentras en la naturaleza, ellas te van mostrando el camino por donde ir. Y uno va, paso a paso, abriendo la conciencia y dibujando la forma en que quieres vivir tu vida. Día a día transformas tu cotidiano y te acercas a tu misión de vida o simplemente con lo que te hace feliz. 

Trabajo como Terapeuta Floral desde el 2006 y desde esa fecha, he atendido a más de 2.000 personas entre las consultas personales y el trabajo que hice  en los CESFAM de la Municipalidad de Providencia, donde tuve la oportunidad de dar mis esenciales durante más de tres años.

Durante los últimos 10 días años he investigado y observado el poder sanador de las esencias. Gracias a mi experiencia en la naturaleza, mi conexión espiritual y ancestral, pude crear Espíritu Patagonia.